DESENMASCARANDO AL NUEVO ORDEN MUNDIAL: – LAS DIEZ MAYORES MENTIRAS DE LA IDEOLOGIA DE GÉNERO

DESENMASCARANDO AL NUEVO ORDEN MUNDIAL: – LAS DIEZ MAYORES MENTIRAS DE LA IDEOLOGIA DE GÉNERO

Ricardo Martín Almada 27/09/2017

“En tiempos de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”
– George Orwell –
La ideología de género propugna que una persona desde su nacimiento no está determinada en modo alguno por su sexo biológico. Que es normal nacer con un sexo biológico, y tener otra identidad sexual (por ejemplo nacer hombre y volverse mujer). También que puede nacer con un sexo biológico y es normal tener cualquier orientación sexual (Homosexual o bisexual). Asume que todos los niños son potenciales transexuales, y lleva a que se los trate como tales, y la prueba está en este reporte sobre Kindergarten suizos, donde ya está prohibido diferenciar como “niño” o “niña” a los alumnos. Nadie es hombre o mujer sino que lo va “construyendo” ¿Qué puede ser más confuso para un niño? http://www.infobae.com/america/mundo/2017/09/28/nina-y-nino-las-palabras-prohibidas-en-jardines-de-infantes-para-luchar-contra-los-estereotipos/
Vuelve normal para la población en su conjunto, algo que siempre han sido excepciones, con la excusa de la inclusión, derechos humanos y no discriminación. Todo esto sin ningún sustento científico, y con una fuerte campaña política de promoción de la homosexualidad, impulsada por instituciones con fondos millonarios como Open Society Fundations y Planned Parenthood de George Soros.
La gran mayoría de homosexuales no militantes, no se siente representada por este pensamiento, ya que es una creación artificial que nada tiene que ver con el objetivo de defender a las minorías. El blanco principal son nuestros niños, víctimas en Europa de agresivas campañas que defienden los cambios de sexo a niños transexuales, sin pasar por ningún tratamiento psicológico, como si el niño estuviera en posición de decidir. Fue conocido el caso del camión publicitario “No todos los niños tienen pene”, en España.
El número de niños confusos sobre su propio sexo está aumentando rápidamente en el mundo desde que se aplicó esta ideología en los colegios. En Europa en los últimos 5 años, aumentó en 1.000% el número de niños que se someten a un tratamiento transgénero. Esto en Paraguay aún no se introdujo, pero que refleja la tendencia mundial que debemos detener antes que sea demasiado tarde.
Todo esto allana el camino a la pederastia, que viene muy de la mano con la normalización de la homosexualidad en las escuelas, y también está en vías de legalizarse en el mundo “la idea de que el niño tiene derecho a tener relaciones con adultos si lo desea”. Como vemos, el rumbo que toma en el mundo NADA TIENE QUE VER CON LOS DERECHOS HUMANOS, y es nuestra responsabilidad como adultos conscientes la de bloquear el avance de esta ideología en nuestro país.
Esta tergiversación de principios básicos da lugar a una confusión generalizada, muy apoyada por la prensa y la televisión mundial, que llama homófobos o retrógrados a cualquiera que ose criticar. La izquierda política actúa como vector de proliferación de este pensamiento, ya que se considera “progresista”. Las preguntas son: ¿qué progreso queremos para nuestra sociedad? ¿De dónde vienen estas ideas de progreso? ¿Quién está decidiendo en qué vale la pena progresar y en qué no?
Autores como Agustín Laje y Nicolás Marquéz, en este sentido hacen una simplificación, y atribuyen a una nueva ola de la izquierda que busca un quiebre cultural. Si bien las élites financieras tienen una tendencia al proteccionismo de estado, y eso es algo propio del ideario comunista, estos autores dejan la falsa idea de que se trata de una conspiración “de la izquierda”, desviando la atención del verdadero enemigo. Hay que entender que Agustin Laje y Nicolás Marquéz fueron formados en el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa del Pentágono, en Contraterrorismo. (https://goo.gl/tKtMvT)
Con Laje se hizo incluso una excepción, ya que pudo hacer el curso de postgrado sin tener título de grado. Defensor de la Dictadura Militar de Videla, es decir, del Operativo Cóndor, financiado por los mismos bolsillos que la ideología de género. Con 28 años, se volvió un importante referente de la lucha pro-vida, sin embargo, no denuncia directamente el verdadero origen de toda esta degeneración cultural: Las élites financieras globales Rotschild, Rockefeller y Soros.
Al haber sido formados en el Pentágono, vienen con la bendición de los mismos que dicen denunciar, es decir, de los ideólogos del género. No es de extrañar que hayan sido formados con el papel de desviar la atención y producir una vez más una división en la sociedad al polarizar el conflicto ideológico. Por otro lado, no ayudan en lo absoluto a que la gente entienda quién es el enemigo y cómo enfrentarlo. La prueba de ello es que omiten de su análisis los argumentos más importantes, que son los que presentaremos en este escrito.
Con esto no estamos excusando a la izquierda de su papel de ser funcional a intereses corporativistas de estos grandes bancos y corporaciones, contradiciéndose a sí mismos una y otra vez al defender estas agendas de género. Ciertamente no vienen de luchas sociales, sino de centros de poder millonarios, que chantajean a los gobiernos con dejar de conceder ayudas si no se acoplan a la ideología de género.
Cuando Obama visitó Kenya en 2016 para despedirse como presidente del país de origen de su familia, el presidente le pidió públicamente que deje de presionar a su país, que no querían el matrimonio homosexual ni agenda de género en sus escuelas, y que estaban HARTOS que EE.UU. y Naciones Unidas les presionase condicionando cualquiera ayuda.
La propia palabra “gay” es una manera de hacerlo parecer positivo, ya que “gay” significa “alegre” en inglés. Esta imposición y lavado de cerebro masivo es lo que demostraremos desmontando las mentiras que sostienen a esta ideología. Muchos dicen que no existe tal ideología, pero en este texto vamos a demostrar con pruebas que SÍ ES IDEOLOGÍA, y además una ideología impuesta por las élites financieras globales, cuyo blanco actual son nuestros niños y el futuro de la humanidad. ·
MENTIRA 1: UN DIEZ POR CIENTO DE LA POBLACIÓN “NACE” HOMOSEXUAL.
Hace casi 70 años, entre 1948 y 1950, Alfred Kinsey, un biólogo y zoólogo norteamericano, publicó dos libros sobre el comportamiento sexual de hombres y mujeres, en conjunto “El informe Kinsey”, donde defendió que todos los comportamientos sexuales que se consideraban desviados son normales, mientras que propuso que el ser exclusivamente heterosexual es anormal y un producto del condicionamiento social. Inspirado en la teoría de Sigmund Freud de que todas las neurosis son producto de la represión sexual, este estudio fue financiado por la Fundación Rockefeller, lo cual puede constatarse en este resumen de una revista indexada (http://www.revistaindice.com/numero15/p20.pdf)
El informe Kinsey es un hito clave, ya que de él se desprendió el mito de que 10% de la población “nace” homosexual, y se formó una nueva minoría discriminada. Dejó de ser un grupo que practica la sodomía, para ser una nueva categoría social. También desarrolló la famosa escala Kinsey, que pretende demostrar que todas las personas tienen un cierto grado de bisexualidad. De Kinsey parte la teoría de la “heteronorma”, es decir, que ser heterosexual solo es una norma social opresiva de la libertad. Este informe clave, por justificar la normalización de la homosexualidad, es totalmente invalido desde el inicio, ya que Kinsey no quiso hacer un muestreo aleatorio (que es lo que corresponde para que represente a la población en su conjunto) y por el hecho de que se trabajó con unidades sociales donde todos estaban obligados a responder (Ver anexo 1).
Estas “unidades sociales”, no eran otra cosa que prostíbulos, seminarios de sexualidad donde habían acudido para tener respuestas a sus problemas sexuales, o líderes de grupos homosexuales o incluso criminales. Se entrevistó a 6.300 varones y 5.940 mujeres, entre pedófilos expresamente pagados para ello, mujeres víctimas de abuso sexual de sus padres, convictos y ex convictos por abuso sexual, hombres prostitutos, etc. Con esta muestra totalmente adulterada y que no representaba a la población total, Kinsey concluyó que “1 de cada 3 norteamericanos había tenido un orgasmo homosexual durante la adolescencia, que el 13 % se sintieron homosexuales (sin llevarlo a cabo), que el 25% mantuvieron relaciones homosexuales en su época adulta, que el 10% fue homosexual durante 3 años al menos de su vida y que el 4% era homosexual durante toda su vida”.
La entrevista más larga duró 17 horas, y de ella los siguientes resultados:
“Se realizó a un hombre de 63 años que había guardado un registro detallado de su vida sexual. Este sujeto refirió, entre otros hechos, 600 relaciones homosexuales con niños, 200 relaciones heterosexuales con niñas, relaciones con diferentes animales y elaboradas técnicas de masturbación. Su primer contacto heterosexual había sido con su abuela y el primero homosexual con su padre. Afirmó ser capaz de masturbarse hasta eyacular en 10 segundos desde un estado de flacidez y, ante la incredulidad de los entrevistadores, lo demostró”.
Este es el tipo de testimonios que pretendía reflejar la realidad de toda una sociedad. Los colaboradores más cercanos de Kinsey también confirmaron que el propio Kinsey era zoofilico y pederasta. Otra prueba de la gran mentira del informe Kinsey está en el documental “The Kinsey Cover Up” (https://www.youtube.com/watch?v=f3ONLzOd25M) donde una anciana con pseudónimo Esther White, relata que Kinsey pagó a su abuelo pederasta, que abusaba de ella desde temprana edad para formar parte de la muestra. El papel de su abuelo en el estudio consistía en demostrar que los niños son sexuales desde la primera infancia, por lo tanto, lo que hacía era estimularla sexualmente para contar el número de orgasmos en un día de una niña pequeña. Lo mismo lo hizo con otros 2.000 niños, con resultados de “hasta 26 orgasmos en un día”. Por si aún queden dudas de que se trata de un informe fraudulento, hecho con una muestra de pederastas, en un boletín de la UNICEF Uruguay sobre abuso infantil, podemos confirmar textualmente:
“En 1953 apareció el famoso informe Kinsey sobre sexualidad humana. En él, una cuarta parte de las mujeres que respondieron a la encuesta refirieron haber sido víctimas de abuso sexual en su infancia por parte de un hombre al menos 5 años mayor, y un 80% de estas mujeres reportaron haberse sentido atemorizadas por la experiencia. A pesar de ello, Kinsey desestimó el valor de tales sentimientos, planteando que era difícil de entender por qué un niño podría verse afectado por ser tocado en sus partes genitales o por estar expuesto a contactos sexuales más específicos, y que muy probablemente lo que generaba la perturbación en los niños fuera la reacción externa (padres, policía) y no el abuso mismo.
Muchos miembros del equipo de trabajo de Kinsey siguieron publicando artículos en los que la actitud hacia el abuso sexual era altamente condescendiente, con ideas tales como que la infancia era el mejor momento para aprender y que el incesto padre-hija podía producir mujeres notablemente competentes en el plano erótico.” (https://www.unicef.org/uruguay/spanish/Abuso_sexual_infantil_digital.pdf)
Con este fraudulento y criminal “estudio”, se sientan las bases de que la homosexualidad “es normal”, en 10% de la población, tomando por sentado entonces que es innato y con ello, prácticamente inmodificable. Los movimientos homosexuales y de género actuales hasta ahora utilizan como biblia el estudio de Kinsey, y de ahí se desprende la idea de que, al ser innato y normal en un porcentaje de la población, no hay riesgo en la educación, ni se puede homosexualizar a la población. Además, se normaliza y minimiza la pederastia.
Para que la homosexualidad sea innata, debería existir un gen que la determine. Nunca se probó que ser homosexual sea innato, ya que nunca se encontró ningún “gen gay”. Los proyectos Genoma y Celera del año 1999 corroboran esto. De existir un gen homosexual, hubiera sido recesivo, y se hubiera extinguido en los albores de la civilización, ya que no sería un gen adaptativo para la supervivencia humana. Esto puede confirmarse en el siguiente link, de una prestigiosa revista científica norteamericana: http://www.thenewatlantis.com/publications/part-one-sexual-orientation-sexuality-and-gender
Otra teoría sobre lo normal de la homosexualidad habla de que “se trata de una mujer en el cuerpo de un hombre” y viceversa. Se han encontrado una serie de patrones en el desarrollo, que indican que esto se trata de una cuestión afectiva-emocional. Aquí nos lleva directamente al componente psicológico del problema, el cual suele incluir una relación distante con el padre, apego ansioso, problemas relacionados con el sexo opuesto, violencia intrafamiliar, y pequeños traumas que pudieron haber alterado la orientación sexual en estadíos tempranos del desarrollo. No existen pruebas de que una persona simplemente pueda ser homosexual, sin que ello represente un trastorno, y su despatologización también estuvo amañada. Está también comprobado que la homo y transexualidad pueden ser provocadas por químicos y disruptores endócrinos, y por toda una campaña mediática cultural, temas que desarrollaremos más adelante.
Los defensores de la teoría de género defienden la libertad, pero niegan la libertad de hacer tratamiento psicológico a un homosexual que quiera dejar de serlo, o a un niño con problemas de identidad sexual. ¡No puede ser que esté prohibido realizar terapia para superar la homosexualidad en caso que una persona lo desee, como podemos ver en el folleto GLBTI de la ONG “Somos gay”, o sancionar o cerrar clínicas que se dedican a esto! Es un grave atropello a los derechos, pero como no son derechos que siguen su agenda, simplemente los ignoran. Es pecado grave salir de la secta homosexual. En Estados Unidos están prohibidas las terapias para superar la homosexualidad, y se las cataloga de manera despectiva “de reconversión”, por ser peligrosas, llevar a la depresión, etc. Hay casos de jóvenes que simplemente tienen una confusión y requieren de ayuda, pero la palabra “de reconversión”, da la idea falsa de que en todos los casos, la terapia intentaría volver heterosexual a la fuerza a alguien que no quiere.
Lo que proponen los medios como “tendencia” (que no refleja la realidad de lo que ocurre entre la gente, pero pone las cosas de moda) es que los padres accedan a hacer un cambio de sexo como primera medida al ver que su hijo varón se siente mujer, e incluso famosos como Brad Pitt y Angelina Jolie lo hicieron con sus hijos pequeños. ¿Cómo puede ser el cambio de sexo la primera medida, en un menor de edad? ¿Dónde queda el principio bioético del menor daño posible?
En un audio corto que circula por las redes, se escucha a un niño hablando: “Yo no necesito psicólogo, soy un niño trans”. ¿Puede un niño decidir esto? Este es sólo un paso previo a la legalización de la pederastia, que impulsan organizaciones como NAMBLA, alegando el derecho de un niño a decidir si quiere tener relaciones sexuales con un adulto. Recordemos también que desde los albores de la humanidad, la homosexualidad fue más que nada por coerción de adultos pudientes a jóvenes y niños, y estuvo ligada a la prostitución y a la trata de esclavos. La versión de que era normal en la historia de Grecia y Roma está totalmente adulterada a conveniencia de la agenda gay. Es evidente que quienes propagan este tipo de campañas, conocen perfectamente el trasfondo psicológico del problema, y quieren sacar deliberadamente al psicólogo del circuito que pudiera seguir una persona con conflictos de orientación o identidad sexual.
Hoy día, el debate científico ni siquiera existe, ya que sencillamente se ha cerrado en función de los intereses políticos de considerar ser gay algo “normal”. La ciencia se ha dejado de lado en este asunto, sin siquiera llegar a comprender la naturaleza de la homosexualidad, las bases orgánicas, biológicas y psicológicas. Es un auténtico atentado contra el conocimiento y la libertad personal. Todo esto se apoya en la idea de que no es una enfermedad. Llámese enfermedad, trastorno o problema, ciertamente no es algo normal como el fraudulento estudio Kinsey pretendió demostrar. Lo grave es que se pretende llevar a la educación una excepción como si fuera una normalidad. Se puede tocar la homosexualidad de manera científica, pero al no promoverse la ciencia en este ámbito, sólo resta la ideología de la “normalidad”. No se puede enseñar como normal a niños un problema que pertenece a un porcentaje de la población muy pequeño y excepcional. No se puede enseñar que “cualquiera” puede ser homosexual o transexual, porque sencillamente no es verdad.
MENTIRA 2: SER HOMOSEXUAL ES NORMAL. NO ES UN PROBLEMA, ENFERMEDAD, DESVIACIÓN DE LA NORMA O EXCEPCIÓN.
En una entrevista que puede ser vista por cualquiera en YouTube, el psiquiatra que estaba como Presidente de la APA (Asociación Americana de Psiquiatría) responsable de la firma del documento que excluía la homosexualidad como enfermedad, en 1975, Nicholas Andrew Cumming, ha reconocido que tomó esa decisión por presiones políticas y no por datos científicos. El pidió que se hagan esos estudios, pero nunca se realizaron, así que está en duda esta decisión hasta hoy. En la entrevista, Nicholas Andrew Cumming (nos expresa textualmente: “La primera vez que surgió el tema, fue en la década de los 70. En aquel momento estaba en auge el tema de los derechos de la mujer, y hubo un tiempo en que no podía diferenciarse de los derechos homosexuales porque provenían de la misma gente. La primera vez que surgió, yo era miembro del Consejo, en 1975, y lo recuerdo porque yo hice la resolución de que ser homosexual no era una enfermedad mental. También dije si la APA pasaba esa resolución, también se votara para continuar investigando para demostrar lo que fuera que la investigación demostrara. Esta investigación imparcial nunca se realizó. La resolución que hice fue adoptada en el Consejo por un amplio margen. En esa época, era primordial el principio de no adoptar ninguna posición pública que no fuera demostrada por la evidencia científica. Todo esto comenzó a cambiar y se volvió más político que científico. En aquellos tiempos, el movimiento gay no tenía la militancia que tiene ahora, y simplemente dijimos “ok, veamos qué pasa”. A mediados de los 90, el movimiento gay ya se apoderó de la APA. Las instancias políticas parecían anular cualquier discusión científica. Escoger resultados bonitos se convirtió en la regla. Es muy interesante la manera en que sucedió, la APA fue al revés, comprensiva y abierta, y este comprensivismo, ha dejado una puerta abierta para que la gente llegue y la utilice para propósitos diferentes a los científicos, para propósitos políticos. Se convirtió en parte de este movimiento por la diversidad, quieres llevar a todas las personas sub representadas a la psicología, y esta es una idea muy elevada, pero cuando se convierte en un sesgo, es un problema.”
Más claro agua: JAMÁS SE COMPROBÓ QUE LA HOMOSEXUALIDAD NO SEA UN TRASTORNO PSICOLÓGICO O PSIQUIÁTRICO. La APA la sacó del catálogo de enfermedades mentales por razones políticas, y este es el principal argumento que esgrime el movimiento gay para hablar de derechos como minoría, exigir matrimonio y querer imponer programas educativos de género.
Por otro lado, para la OMS, en 2018, la transexualidad dejará de figurar como “trastorno” y pasará a “Condiciones relativas a la condición sexual”, donde se la catalogará como “Incongruencia de género”, lo cual es prácticamente normalizar también esta condición. Sin embargo, aún mientras se sigue considerando una enfermedad a la transexualidad, se va metiendo en todo el mundo este tema en la educación de los niños, y la homosexualidad en base a una firma de resolución por presiones políticas. ¿De dónde vinieron esas presiones? Es la pregunta que vamos a ir dilucidando.
MENTIRA 3: EL SEXO BIOLÓGICO Y EL GÉNERO SON DOS COSAS SEPARADAS.
Esta idea viene también, vaya casualidad, del protagonista de un estudio fraudulento. Hasta los años 50 del siglo XX la palabra género fue un término gramatical para indicar si una palabra era masculina, femenina o neutra. Toda la teoría de género cae en un instante de manera estrepitosa como el castillo de naipes que es, al conocer el contexto en que fue creada. La teoría de género fue creada por un psicólogo llamado John Money que tuvo el encargo especial de probar que el sexo de nacimiento y género eran dos cosas separadas. Por cierto, Money trabajaba para la Universidad John Hopkins, con dinero procedente del Instituto Kinsey, financiado a su vez por la Fundación Rockefeller y Ford.
Buscaba demostrar que el género es 100% cultural. Basta razonar un poco para darse cuenta de que se trata de una división artificial, ya que la sola palabra género es un invento de este doctor. Si él le decía a una persona en esa época que intentaba comprobar que “el sexo y el género son separados”, la persona no hubiera entendido a que se refería con género, de no ser por el fraudulento estudio que organizó. El caso práctico de sujeto único en que se basó John Money para firmar esto fue un fraude científico, pero no uno cualquiera, sino uno de los mayores de la historia porque utilizaron a un niño con pene amputado accidentalmente durante una circuncisión, y le ocultaron hasta los quince años su verdadero sexo.
El niño se llamaba Bruce Reimer y sus padres fueron convencidos por Money de que lo mejor para él era ser educado como si fuera una niña, pero en realidad su intención fue probar sus teorías de que cualquier niño puede ser educado como niña y terminar viviendo como tal. Escribió un libro al respecto, pero lo que no escribió es que este niño acabo volviendo a su sexo natural. https://psicologiaymente.net/psicologia/experimento-cruel-psicologia-david-reimer#!
En 1967 Money empezó a tratar al bebé Bruce, quien se convertiría en Brenda. Se le educaría como niña, se le trataría y se le animaría a comportarse como niña. Recibiría apoyo psicológico y en la pubertad se le administrarían hormonas femeninas. Si funcionaba, Brenda no sólo crecería con cuerpo de mujer sino que también pensaría y viviría como mujer. Mientras, John Money supervisaba de cerca, Brenda crecía como niña y adoptó la identidad de una mujer. En 1972 creyó que tenía suficientes evidencias que había modificado con éxito la identidad sexual, de varón a mujer, presentó la que parecía la prueba irrefutable del hecho de que la identidad de género dependía de la educación recibida. En su libro Man & Woman, Boy & Girl (Hombre y mujer, niño y niña), relató el caso de Bruce. Lo que no se publicó es que toda la niñez Brenda se resistió a jugar con niñas, o con muñecas. Sufría acoso escolar por ser demasiado masculina, y odiaba la ropa femenina. La llamaban “la mujer cavernícola”. Para cuando Brenda llegó a la adolescencia sufría depresión y se había intentado suicidar. Cuando el doctor Money le instó a que se sometiera a otra cirugía, se negó rotundamente. Fue entonces cuando sus padres decidieron contárselo, y Brenda pudo volver a ser un chico. Eligió de nombre «David» ya que él consideraba que mató a un gigante. Se sometió a una faloplastia y se quitó los pechos que le habían crecido gracias a las hormonas. Para cuando cumplió 23 años, se casó. Sin embargo, su familia había quedado destrozada. Su madre Janet cayó en depresiones clínicas repetidas que requerían hospitalización. Su padre Ron se convirtió en un alcohólico. Su gemelo Brian abandonó los estudios y trató de suicidarse en varias ocasiones hasta que lo consiguió en 2002. Dos años después, con 38 años, David hacía lo mismo tras haberse divorciado años atrás de su mujer. La historia de David Reimer saltó a la luz en 1997 gracias al doctor Milton Diamond de la Universidad de Hawaii, quien convenció a David de que contar su caso ayudaría que no le ocurriera a nadie más.
Como vemos, todo el concepto de género se fomenta en un experimento inhumano, y un fraude de gigantescas proporciones. ¿Con qué base pretenden imponer en las escuelas esta teoría de que sexo y género no van acompañados? Para que sea válida, implicaría una total reescritura de prácticamente toda la ciencia y la naturaleza: biología, psicología, ciencias naturales, ciencias sociales. Esto es evidentemente absurdo, y, al no basarse en estudios válidos, quedaría como lo que es: una construcción ideológica y un montón de frases hechas sobre sexo y género, que, si bien reflejan la realidad de un grupo reducido de personas, no se puede aplicar a la totalidad de la población como algo normal.
MENTIRA 4: NADIE TE PUEDE “ENSEÑAR A SER HOMOSEXUAL”, POR LO TANTO NO HAY RIESGO DE HABLAR DE GÉNERO EN LAS ESCUELAS.
La idea muy difundida por el movimiento gay de que no hay aprendizaje cultural de la homo o transexualidad, es contradictoria a lo que ellos mismos defienden cuando hablan de que “el género es una construcción social”. ¿En qué quedamos? Cuando les conviene, la tendencia homosexual es innata, es algo que no puede ser modificado en terapia, y cuando les conviene, es al revés, el género es una “construcción social”.
Cualquiera que estudia algo de salud humana, sabe que el ser humano es un ser multidimensional: Biológico, Psicológico, Social y Espiritual. Coartar una de estas dimensiones en un discurso, sin una justificación bien fundamentada, es ni más ni menos lo que tanto niegan y detestan que se les diga: IDEOLOGÍA. Esto queda más que claro al analizar sus contradicciones. Lo cierto es que, aunque la militancia gay diga lo contrario, es muy fácil demostrar que se busca deliberadamente aumentar la tasa de homosexualidad en la población a través de medios culturales y biológicos.
El Dr. Richard Day hizo unas declaraciones muy reveladoras en este sentido en la Sociedad de Pediatría de Pittsburgh en 1968. Fuertemente influenciado por los estudios fraudulentos de Kinsey, era miembro de la entonces recién creada organización pro aborto Planned Parenthood, también financiada por Rockefeller. En dicha charla, pidió a los presentes no tomar notas o grabar lo que estaba diciendo. Alguien de todos modos grabó, y aquí se puede acceder a dichos audios: https://drrichardday.wordpress.com/audio/
Anticipaba que “los homosexuales serían animados a mostrarse públicamente y cuyo último objetivo sería que la fecundación sólo ocurriera en laboratorio”. Esta charla se produjo tan sólo tres meses antes de los disturbios de Stonewall que, oficialmente, marcan el comienzo del movimiento gay y es la prueba definitiva de que lo que vino después sólo ha sido una “revolución manufacturada desde la élite” o una gigantesca operación de Psicoingienería social.
El movimiento gay nunca hubiera existido sin una fuerte financiación de Rockefeller a los estudios de Kinsey, al estudio de Money, y sin que se la hubiera sacado del catálogo de enfermedades mentales. Todo esto fue cuidadosamente pagado y planificado. Inclusive las personas homosexuales que se dan cuenta que es una gran manipulación, hacen sus vidas tranquilamente y no les interesa el proselitismo gay. Por supuesto, son silenciadas ya que la inquisición gay dominante las trata de “homofóbicos internalizados”, cuando lo que tienen es una mente mucho más lúcida que sus enredados discursos de género y derechos al matrimonio y adopción. Aquí se pueden escuchar discursos de activistas homosexuales que defienden a la familia: https://www.youtube.com/watch?v=Mn6PIILhLks&t=373s
Sólo tres meses después de las declaraciones del Dr. Richard Day, el 28 de junio de 1969 (día del orgullo gay), los disturbios de Stonewall consistieron en una redada policial represiva en un pub conocido como Stonewall Inn, de Nueva York. La versión que cuentan las crónicas oficiales gay, es que hubo abusos policiales contra el colectivo gay específicamente, por lo cual este enfrentamiento es simbólico del reconocimiento de sus derechos. Lo que no suelen contar las versiones oficiales es que este pub era un refugio de mala muerte de criminales, prostitución, traficantes y rateros, propiedad de la familia mafiosa Genovese. La redada no fue únicamente contra homosexuales, ni la rebelión fue exclusiva de ellos, pero puede considerarse un primer suceso de falsa bandera y distorsión de la información que ayudó al surgimiento del colectivo gay como lo conocemos hoy.
El movimiento gay comienza justo cuando decae el movimiento hippie, tres meses después de las declaraciones de Richard Day. El movimiento hippie había sido aprovechado para introducir drogas alucinógenas como el LSD en la población joven y se convirtió en un experimento social de la CIA para la “revolución sexual” inducido a través de la cultura de los bares, el naturismo, y los conciertos masivos de rock como el Festival de Woodstock. Un detalle que a muchos les pasa desapercibido, es que la bandera gay es la misma bandera hippie, excepto que en lugar de tener los siete colores del arco iris, tiene sólo seis colores.
El éxtasis fue desarrollado para inhibir rebelión e incitar a practicar el sexo descontrolado, y la guerra de Vietnam fue en el fondo para que el gobierno pueda abastecerse de amapola, cuya semilla es el opio y continuar introduciendo drogas en los jóvenes. El magnate Soros, que también financia el movimiento homosexual, fue clave en la guerra del opio británica en la década de los 90, lo cual no es simple casualidad. Si analizamos de manera atenta, veremos que poco tiempo después de los estudios de Kinsey surge el movimiento hippie, y su continuación es el movimiento gay en una tendencia de volver el sexo cada vez más abierto, libre, y finalmente, homosexual.
Es importante observar que los movimientos culturales organizados influyen poderosamente en el comportamiento de la gente, y que estos dos en particular están unidos por la misma bandera y llevan el sello de la intervención gubernamental. No es casualidad que todo este orientado hacia un cierto tipo de cultura juvenil de libertinaje, con la excusa de la rebelión. Es el típico ejemplo de cómo un grupo que intenta ser anti sistema se vuelve parte misma del sistema. Desde el surgimiento del movimiento gay, comienza una oleada de cultura popular y musical que alienta el transformismo, a través del Glam Rock (Rock glamoroso). Cantantes como David Bowie contribuyeron a normalizar psicológicamente en la población un estilo que ensalzaba el transformismo y la androginia, con cabello largo, ropas y accesorios coloridas y metalizadas, maquillaje exagerado, conducta femenina hasta el ridículo, decoración barroca (sobrecargada, brillante) y modales burlescamente femeninos, frente al “mundo aburrido y anticuado de los machos”. Comienza a relacionarse arte, música, espectáculo y actuación en general con homosexualidad. Comienza una oleada de diseñadores visuales gay, se pone de moda relacionar todo lo artístico exclusivamente con lo femenino.
Desde entonces, el mundo ha visto avanzar a pasos agigantados al movimiento gay, primero con una progresiva feminización de los hombres, que las generaciones actuales ya no nota, pero no era “normal” antes de que empiece una fuerte campaña desde el Cine de Hollywood, la música, deportes, etc. La lucha cultural contra todo lo que se considera masculino, apoyado por el feminismo que fue también satanizando al hombre, ganó terreno desde la década de los 60.
Muchas feministas niegan que sea un movimiento que satanice a los hombres, pero basta con leer algunas de las frases de sus exponentes para ver cuál es la tendencia mundial:
– “El feminismo lucha con denuedo para limitar los daños que la heterosexualidad provoca en las mujeres”
– “Se sabe que cualquier mujer puede ser lesbiana”
– “Son muchas las lesbianas que afirman haber escogido serlo o bien por razones políticas o, si bien no conciencian esa elección, dicen haber llegado a la conclusión de que como lesbianas son más felices, ya que encuentran que las relaciones entre mujeres están dotadas de cualidades que no encuentran en los hombres”
– “Muchas otras sienten que elegir una vida lesbiana es elegir una vida que se aleje de la que han llevado sus madres” (https://gaceta.es/noticias/heterosexualidad-herramienta-politica-15062015-1352/)
El movimiento feminista también está promovido y financiado por la Fundación Rockefeller y Soros, inclusive la primera célula del feminismo separatista, la Célula 16, estuvo integrado por la hija de David Rockefeller, Abby Rockefeller (https://en.wikipedia.org/wiki/Cell_16).
Muchas mujeres feministas no tienen una mentalidad de odio a los hombres, pero eso es lo que transmite el movimiento a nivel mundial, y es una ingenuidad creer que se trata de un simple movimiento por la igualdad. Es un movimiento cuyo objetivo central es desalentar las relaciones heterosexuales, y a la par que la televisión y la publicidad fomenta una hipersexualización con pornografía disfrazada de publicidad, concursos de baile y otros, la vía que queda para canalizar este exceso erótico es la homosexual.
Puede notarse cómo todo esta cuidadosamente diseñado para conducir a la humanidad en esa senda, y todavía le llaman “lucha por las minorías”… las minorías jamás tienen este evidente apoyo millonario a sus luchas.
A inicios de los 90, con el descubrimiento (¿o creación?) del SIDA, fueron ganando más protagonismo los homosexuales en el cine, con películas como “Filadelfia”, que fue emblemática de le época. La televisión, que llega a todos los hogares todos los días, también fue vehículo poderoso donde se fue normalizando de a poco la homosexualidad, desde la serie “Melrose Place”, de los años 90, pasando por “Friends”, o “Ellen”, protagonizada por Ellen Degeneres, un ícono de lo aceptada, exitosa y carismática que puede ser una persona siendo lesbiana. A partir de la década del 2000, con la población distraída en el miedo al Colapso informático del 2000, y el ascenso del internet y la telefonía móvil a gran escala, fue cuando se aprovechó para introducir a todo vapor la ideología de género y el feminismo. Comenzó en Europa la moda de la “violencia de género”, que hasta hoy día en los países dominados por el feminismo como España, no existe la presunción de inocencia para los hombres, y se han generado miles de denuncias falsas entre entonces. El hombre es culpable por el solo hecho de ser hombre. No decimos que la violencia contra la mujer no exista, pero en lo que hacemos énfasis es en su promoción adrede.
A la par, la cultura homosexual se hizo más presente, con películas como “Secreto en la montaña” o el famoso beso lésbico de Britney Spears y Madonna en los premios Emmy 2002, que dejó atónito al público de una forma tal que hoy día ya no lograría: se ha normalizado.
En el 2001, Holanda es el primer país del mundo en legalizar el matrimonio homosexual, siguiéndole luego toda Europa, y Estados Unidos. A la par que crece la promoción gay, hay más propaganda sobre la violencia contra la mujer, aprovechando el momento de sensibilidad de las masas a causa del atentado del 11 de setiembre de 2001 a las torres gemelas, otra operación de falsa bandera del Gobierno de Estados Unidos para justificar la invasión a Afganistán. Estas élites manejan perfectamente el funcionamiento del subconsciente y saben que los momentos de mayor vulnerabilidad psíquica colectiva son los más propicios para introducir mensajes profundamente en la mente de las personas.
Está claro que culturalmente se fue impulsando este modelo, a sabiendas que lo que se ve en el cine y la televisión, la gente y en especial los niños tienden a aceptar como modelo, a percibir como lo que está bien, y querer parecerse a ellos. Los mensajes subliminales en los dibujos animados, películas infantiles, etc., fueron cada día en aumento, hasta el ridículo. Se pueden ver penes, besos gays, palabras escondidas y alusiones a posturas sexuales en prácticamente todas las películas y dibujos animados para niños, y en esto Disney lleva la delantera. https://www.youtube.com/watch?v=5CXLzsL_kEkhttp://www.lacapitalmdp.com/retiran-capitulo-de-famoso-dibujo-animado-por-mostrar-un-pene-oculto/http://www.elmundo.es/f5/mira/2017/03/01/58b6ad95e2704e050c8b45eb.html
Esta más que claro que el blanco principal actual de la ideología de género son los niños, y que crecerían con una idea totalmente equivocada y pervertida de la naturaleza y la sexualidad. Recordemos que la homosexualidad siempre también fue asociada con la pederastia, y que estas campañas también son dirigidas a que los niños acepten de buen grado el abuso sexual. En países europeos, los niños desde el Kindergarten son adoctrinados con libros obligatorios que muestran distintos tipos de familia (abierta promoción de la homosexualidad), como hay inclusive organizaciones como NAMBLA que buscan de la mano de la ideología de género, que la pedofilia deje de ser considerada un trastorno. A esto nos lleva toda esta tendencia antinatural y degenerada, mientras la quieren hacer disfrazar por un simple y sencillo movimiento por las minorías.
La ideología de género fue penetrando culturalmente de a poco sin que la población pueda hacerle un seguimiento, a través de la UNESCO y la OMS, en especial en lo concerniente a la salud, y la educación. También se ha aprobado el matrimonio gay en la mayor parte de América Latina, no a la misma velocidad que en Europa pero si con la misma tendencia.
En el 2016, Barack Obama ha condecorado a la conductora lesbiana de TV Ellen Degeneres con “La medalla de Libertad”, que es la condecoración a la sociedad civil más elevada por contribuciones a la paz, seguridad, y cultura, por los méritos de “que un solo individuo puede contribuir a una mentalidad más abierta”. No es para menos, ya que una figura carismática como la de Degeneres ciertamente ha hecho un buen trabajo en la aceptación de las masas de la homosexualidad, desfilando en su programa miles de figuras famosas, dando también su apoyo tácito o expreso. ¿El objetivo? Que la mayor parte de la gente se sienta mal si está contra algo que todos sus ídolos apoyan. Una prueba más de que se trata de un asunto de Estado, mientras se disfraza de Contracultural. Recordemos que la Academia de la Televisión y las Artes de Estados Unidos también se encuentra dirigida por una élite muy reducida de judíos sionistas, al igual que los banqueros Rotschild. Los ideólogos del género saben que el aprendizaje cultural no sólo es posible, sino que lo aplican a cada instante desde 1969 con todos los medios culturales, económicos y psicológicos a su alcance, mientras se siguen victimizando como si no tuvieran apoyo de nadie. Y aún quieren decirnos que no se puede promover la homosexualidad desde la infancia, el período más delicado en el desarrollo humano, donde se forma la estructura de la personalidad, los valores y la visión del mundo.
MENTIRA 5: EL MOVIMIENTO HOMOSEXUAL TOLERA DISTINTAS FORMAS DE PENSAR.
Dentro de la colectividad gay, una gran mayoría no militante se limita a hacer sus vidas tranquilamente, sin pretender casarse ni tener niños, teniendo sus profesiones y problemas de cualquier ser humano. Sin embargo, de dar su opinión contra el matrimonio o la adopción gay, serían automáticamente tomados como traidores y hasta violentados. Esto prueba que el movimiento que más pregona la diversidad, en realidad es una nueva inquisición.
Hoy día nadie se anima a hablar en contra del tema gay, y esto es por la gran tiranía del sistema que lo promueve deliberadamente. Prueba de esto es lo sucedido por Dolce y Gabbana, pareja conocida de diseñadores gay, que se pronunció abiertamente contra la adopción gay relacionándolo con la reproducción asistida. Otros famosos como Courtney Love llamaron a boicot a Dolce y Gabbana por estas afirmaciones, lo cual prueba que vivimos en una inquisición del Orden Mundial. http://www.ultimahora.com/dolce-gabbana- le-dicen-no-la-adopcion-parejas-gay-n879986.html
Otro ejemplo de que realmente es una inquisición promovida por el sistema dominante es lo ocurrido en Massachussets, Estados Unidos, casi inmediatamente después del fallo a favor de las bodas gay, se comenzó a hacer una fuerte campaña en las escuelas a favor de la familia compuesta por dos padres o dos madres, a través de libros ilustrados con imágenes explícitas para niños de Kindergarten, como el libro “¿Qué es una familia?”. Cuando un padre, David Parker, se pronunció en contra abogando por el derecho de su hijo a no participar de estas clases (está en su completo derecho a darle a su hijo la educación que le parezca), fue arrestado y pasó la noche en la cárcel.
En España, en el 2011, el colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (LGBT) ha lanzado una campaña para amedrentar a los libreros y, conseguir así, retirar del mercado los pocos libros que no proponen la afirmación gay. Es innegable que censurar libros es propio de los totalitarismos de toda la historia. Un libro en particular, “La conspiración del movimiento gay” del periodista Rafael Palacios, ha sido prohibido en España. También se prohíben las terapias a personas homosexuales que deseen cambiar su orientación.
Otra prueba clara de que hay una verdadera inquisición es que, con solo realizar una consulta en Wikileaks, se encuentran filtraciones de inteligencia sobre informes de situación de cada colegio de Estados Unidos sobre el tema de diferenciación por sexo de los baños. Hacen reportes de directores de colegios (https://wikileaks.org/dnc-emails/emailid/29748), periodistas (https://wikileaks.org/dnc-emails/emailid/8299 y políticos https://wikileaks.org/dnc-emails/emailid/33047 que toman posturas contrarias a que niñas y niños compartan baños en los colegios, o que usen el baño según su “genero”.
Mientras que tienen el ojo en esto, el pentágono se rehúsa a investigar pornografía infantil entre sus funcionarios civiles y militares del Departamento de defensa. https://www.yahoo.com/news/blogs/upshot/pentagon-declined-investigate-hundreds-purchases-child-pornography.html
Esto prueba que se trata de un verdadero asunto de estado, con un seguimiento constante y reportes periódicos. Una verdadera inquisición, y aún se presentan como un colectivo marginado, mientras para Estados Unidos es un verdadero asunto de inteligencia. Y casos graves como pornografía infantil, sencillamente no se investigan.
Este plan para la reducción de la población tiene otros medios: la creación de nuevas enfermedades y sus respectivas vacunas, los transgénicos y agrotóxicos presentes en las comidas, el dejar morir de hambre y enfermedades a las poblaciones más pobres del mundo, las guerras, y la feminización y homosexualización por introducción de hormonas, disruptores endocrinos, y otros químicos en los alimentos como Bisfenol A ¿No se preguntó por qué cada día es más común la reproducción asistida? ¿Por qué hay cada vez más infertilidad, en especial masculina, y nacimientos de niños con problemas graves de salud? ¿Por qué hay cada vez más niños que desde pequeños son afeminados y se identifican con el sexo opuesto? ¿Por qué el cáncer es cada vez más común, a más corta edad, y con nuevas variantes?
MENTIRA 6: EN LA EDUCACIÓN DE GÉNERO, SÓLO SE ENSEÑARÁ A ADOLESCENTES A NO DISCRIMINAR Y SER ABIERTOS CON LA DIVERSIDAD.
El discurso oficialmente promovido sobre este “modelo educativo” de género que pretenden introducir a nuestros hijos (y, encima pretenden no encontrar resistencia), se encuentra apoyado por la mentira de que todo lo que se busca es no discriminar y ser abiertos con la diversidad.
Para no discriminar y ser abiertos con la diversidad, basta con ser una persona empática que no desea dañar a los demás. Y esta empatía se trasladaría a cualquier persona, no sólo a los homosexuales, sino también a los propios compañeros para no hacerles bullying, a los pobres, a los discapacitados, a los indígenas, ancianos, y en definitiva cualquier persona. Inclusive el hecho de escribir diferenciaciones como las hechas arriba, puede ser censurable como políticamente incorrecto. ¿En qué momento hemos llegado a tal punto, en que debemos de seguir miles de reglas sólo para que nadie se sienta ofendido? Es absurdo creer que sólo por manejar ideario de género, las personas se van a volver más tolerantes, o que personas que no manejen este ideario no puedan ser tolerantes.
La ideología de género está plagada de conceptos rebuscados, palabras que se mezclan unas con otras (ej.: rol de género e identidad de género no es lo mismo), y pretenden que cualquier persona que lea un manual de género, por ello se va a volver una persona tolerante. La tolerancia no pasa por ahí, y es transmitida de padres a hijos en las casas principalmente. Lo que ocurriría no es una enseñanza para la tolerancia, sino un ADOCTRINAMIENTO. Es un sinsentido que toda una sociedad deba ser adoctrinada, solo para que un colectivo se sienta aceptado como normal, o que se lo considere igual a los demás.
La homosexualidad y sus variantes son la excepción, no son la regla, y no se puede educar a toda la sociedad en base a la excepción. No se necesita esto para generar tolerancia, la tolerancia se enseña hacia todas las personas por igual, no a ciertos colectivos en particular.
Adoctrinar es educar en una idea que no permite cuestionamiento. Este adoctrinamiento se da desde el kindergarten en otros países del mundo como EE.UU., a través de libros donde presentan “diversos tipos de familia”. Se les quita a los padres la oportunidad de educar a sus hijos cuando y como mejor les parezca en estos temas. Los colegios religiosos existen para padres que quieran otorgar una educación religiosa a los hijos, pero nadie los obliga a un adoctrinamiento sistemático en todos los colegios del país, como sí sucedería con el tema GLBTI. Lo más preocupante es que, lo que comenzaría con una simple descripción de familia en un libro de ética o ciencias de la secundaria, va a extenderse luego a los niños más pequeños, como ya ocurrió en otros lugares del mundo. Crea una enorme confusión en los niños, diciendo que el género es intercambiable, que pueden sentirse hombres o mujeres y que ello está bien. Es un real atentado psicológico, que todos los niños deban cargar los problemas que siempre sólo pertenecieron a un grupo reducido. Es un atropello gigantesco. Así también, es legal en Estados Unidos que los niños a partir de 15 años se hagan cambio de sexo sin consentimiento de los padres, con dinero público, una decisión para toda la vida.
Hay que entender que se apunta a los niños pequeños en todo el mundo, y es por ello que debemos impedir la entrada de esta doctrina en nuestro sistema educativo. Quieren enseñar que por miles de años estuvimos equivocados y que todos somos de genero fluido si así lo deseamos. Que si me creo solo heterosexual, soy un rígido adoctrinado por la sociedad. La niñez es un período delicado de la vida, ya que en los primeros años, los niños juegan solo con el mismo sexo. Imagínense la gran confusión que puede generarse combinado estos factores. Definitivamente, debemos impedir este adoctrinamiento disfrazado de educación para la tolerancia.
MENTIRA 7: LA HOMOSEXUALIDAD NO PUEDE SER PROVOCADA O PROMOVIDA BIOLÓGICAMENTE.
Está comprobado que los desajustes hormonales son responsables de la transexualidad, lo cual nos demuestra dos cosas:
1) Que no es “normal” enseñar en las escuelas de sexo biológico vs género.
2) Que existe una guerra química contra la humanidad, de feminización, esterilización y debilitamiento de las fuerzas masculinas de alerta y combate que otorga la testosterona.
¿Por qué cada vez hay más varones afeminados, desde más temprana edad? ¿Por qué es más común la transexualidad en hombres que en mujeres?
Está claro que las hormonas son la base de la diferenciación sexual y, por tanto, de su identidad; todos tenemos tanto andrógenos (masculinas) como estrógenos (femeninas) y ello influye en que nuestro cerebro funcione en modo “masculino” o “femenino”. Una alteración de este equilibro hormonal puede hacer que el cerebro cambie de “modo de comportamiento” y, por tanto, afecte a la identidad sexual y a las preferencias sexuales.
Peces en el Rio Támesis se volvieron hermafroditas por contaminación con aguas fecales, cargados de hormonas. El pollo e inclusive la vaca están inyectados con hormonas para su engorde, lo cual provoca feminización e infertilidad en hombres, y una serie de desequilibrios de salud en la mujer como obesidad, alergias, fatiga crónica, entre otros. Gran parte de la toxicidad que feminiza a toda la población, e infertiliza, proviene del plástico que utilizamos en miles de productos y alimentos, Bisfenol A (BPA), es un químico extremadamente dañino, presente en prácticamente todos los productos de plástico que podamos imaginar. Esta dentro del organismo acumulándose minuto a minuto, mientras laboratorios químicos farmacéuticos y las petroquímicas que tienen intereses en esta industria niegan su toxicidad, por conveniencia económica, y por existir una agenda deliberada de guerra química contra la humanidad con estos productos. Existen más de mil estudios que prueban que afectan enormemente al sistema endócrino.
El Bisfenol A es un disruptor endócrino, es decir, se coloca en los receptores de hormonas, bloqueando su absorción y es capaz de alterar seriamente la sexualidad humana. Abortos espontáneos, problemas de tiroides, alteraciones del comportamiento, TDH, diabetes, problemas de fertilidad, cáncer, y cambios en el comportamiento sexual son algunos de sus efectos. Si alguna vez nos preguntamos por qué hay tanto cáncer y déficit de atención en los niños, esta puede ser una de las más importantes razones.
Los plásticos y resinas producidas con BPA, se usan para la producción de recipientes con distintas aplicaciones, como puede ser: el envase de alimentos y bebidas, vajillas, papel térmico y dispositivos utilizados en el campo de la medicina, etc. Los seres humanos están expuestos a BPA de manera habitual, siendo la exposición a través de la dieta, (envases de comida y bebida) la fuente más importante de riesgo. Los materiales que permanecen en contacto con los alimentos son un punto clave de fuente contaminación. El BPA es un compuesto que tiene la capacidad de imitar las acciones de los estrógenos (hormonas femeninas), es un potente estrógeno sintético, ya que tiene la capacidad de alterar las respuestas celulares en diferentes tejidos y mediante diferentes mecanismos de acción y a dosis muy bajas. Esto significa, un potente feminizante.
También se comprobó que herbicidas pueden provocar cambios hormonales, que alteren el comportamiento sexual e incluso produzcan cambios de sexo. Monsanto, una gran multinacional propiedad de inversionistas de la Banca Rotschild, con juicios en varios países por crímenes de lesa humanidad son los grandes responsables. https://www.facebook.com/ricardomartin.almada/posts/1486198301469228?pnref=story· http://www.elmundo.es/elmundo/2010/03/01/ciencia/1267472681.html
Está comprobado que quien está en contacto directo o indirecto con los herbicidas Monsanto, corre riesgo de desarrollar cánceres, infertilidad, tener abortos espontáneos, hijos con malformaciones, tumores, problemas neurológicos entre muchos otros. También forman parte de esta guerra química contra la humanidad. Gywnne Lyons, ex asesor del gobierno sobre contaminación química y autor de varios informes, señala: “Se necesitan medidas urgentes para controlar los productos químicos que producen alteración del género y se necesitan más recursos para vigilar la vida silvestre”. http://www.dailymail.co.uk/news/article-1092638/Evolution-threat-gender-bending-chemicals-turning-males-females.html
Pese a que es conocido el efecto feminizante de estas sustancias, y a todas las advertencias, se expone a la humanidad a ellas. Está comprobado que los niveles de testosterona, algo que diferencia a hombres y mujeres de manera innata, influyen en la psicología. Con los disruptores endocrinos, disminuyen los niveles de testosterona, la calidad y conteo espermático en hombres. Está más que claro que existe una guerra química contra la masculinidad y contra la fertilidad, y esta feminización por falta de testosterona, provoca que la población se haga más sumisa, controlable y dócil, y aumente el miedo a reaccionar ante amenazas externas. En pocas palabras, vamos entendiendo que hay otro objetivo más además de la feminización para la esterilización: el control de la población para que sea más dócil a través de la alienación masiva.
Evidentemente, la feminización de los hombres es provocada e intencional, junto con la promoción de la cultura homosexual. El hecho de que estos químicos también afecten la fertilidad nos lleva al objetivo central de la ideología de género: la disminución de la población.
MENTIRA 8: EL MOVIMIENTO GAY Y, DOCTRINA DE GÉNERO, NACE DE UNA REVOLUCIÓN SOCIAL POR LOS DERECHOS ESPONTÁNEA DE UNAS MINORÍAS OPRIMIDAS.
Como es más que evidente con los argumentos presentados más arriba, toda esta corriente, que viene como una agenda impuesta por organismos supranacionales como la ONU, no nace de ningún despertar espontáneo de derechos, todo lo contrario. Se trata de un programa de reducción y control de la población mediante una guerra química, psicológica y cultural. Las élites mundiales, encabezadas por las élites bancarias Rotschild, Rockefeller, y Soros financian en todo el mundo los delineamientos GLBTI, Feminista, de aborto y de género, a través de las Naciones Unidas y sus distintos programas y organismos (PNUD, UNFPA, OMS, Banco Mundial, UNESCO, ONUSIDA, ONUMUJERES) y a través de miles de ONG’s (Como Planned Parenthood Foundation, IILGA).
No es casualidad que George Soros haya expresado en Twitter semanas atrás que se encuentra muy preocupado por “falsas ideas” sobre GLBTI en Latinoamérica y niegue la existencia de una ideología de género. George Soros es famoso también por promover la legalización de drogas en el mundo, con el argumento de que son “Derechos civiles”. Como podemos ver, este es un argumento multiuso para ellos, propios de su modus operandi. https://www.youtube.com/watch?v=pFekYzNA3bM&t=55s
La feminización y esterilización de la población es una prioridad a nivel mundial, y se realiza por medios químicos y culturales. Estas elites quieren convencer al mundo de que el mundo está al borde del caos poblacional, y es lo que promocionan, cuando la verdad es que la tierra podría albergar 50 veces más población, y aún habría para que todos vivan bien si no hubiera la concentración de riquezas que hay en la oligarquía bancaria. Este plan está orientado hacia un “Nuevo Orden Mundial”, es decir un gobierno único mundial, que se haría efectivo luego de un caos generalizado en que la población misma pediría un gobierno único mundial. Para este Nuevo Orden Mundial, la población debe ser más pequeña, para facilitar el gobierno y el control. Este Nuevo Orden Mundial no sería otra cosa que un desenmascaramiento de las actuales autoridades del mundo, encabezadas por la Banca Rotschild, uno de cuyos mayores logros fue la creación del Estado de Israel, lo cual hicieron a costa del genocidio de millones de Palestinos. El Sionismo Rotschild tiene como base filosófica el Talmud, que considera inferiores a todos los No-Judíos talmúdicos. Esta es la base moral de quienes tienen en sus manos el dinero como para hacer posible toda esta presión para instalar confusión y caos en la sociedad. Otros medios que utilizan son la contaminación química de las comidas, vacunas y el agua, las crisis financieras, las guerras, el derrocamiento de gobiernos democráticos, el derribamiento de los nacionalismos. El plan de género es un plan de Origen Sionista, financiado por la casa Rotschild, y subsidiariamente por Rockefeller, Morgan, Soros y otros citados.
MENTIRA 9: NO HAY PRUEBAS DE QUE EXISTA UN PLAN PARA DISMINUIR LA POBLACIÓN MUNDIAL.
Al finalizar la segunda guerra mundial, hubo un período de 30 años de florecimiento económico en Estados Unidos. A las élites bancarias, no les convenía un crecimiento desmesurado de la economía de libre mercado, ya que les hace perder el control sobre ella. La clase media crecía, y había fuentes de trabajo y prosperidad generalizada. En este contexto es que las élites bancarias van convenciendo a las distintas agencias de que es peligrosa una industrialización exagerada, y surge la preocupación por el crecimiento de la población.
Casi todas las agencias mencionadas más arriba tienen que ver con el control de la Población, y aquí solo presentaremos algunas de las pruebas más importantes de que sí hay un plan de despoblamiento perfectamente trazado.
Hemos mencionado a Rockefeller desde el comienzo de los estudios, ya que ellos, junto a los Ford, fueron seleccionados para dirigir esta empresa antinatalista, debido a la imagen “humanitaria” que habían logrado ante la opinión pública con las fundaciones que llevaban su nombre. Es cuestión de fijarse en la web de Fundación Ford, algunos de los programas que allí se desarrollan: Education, Sexuality, Religion. O, Global Initiative on HIV AIDS. O, The Foundation in Israel (donde se puede leer: Ford Foundation Gives Additional $20 Million to Support Partnership with New Israel Fund y Other Ford Foundation Grant Making in the Middle East: “La Fundación Ford dona 20millones de dólares adicionales para mantener la Fundación Nuevo Israel” y “Otros fondos de la Fundación Ford concedidos para subvenciones en Medio Oriente”).
Los mismos poderes sionistas que financiaron al Estado de Israel están detrás del Movimiento Gay. A partir del memorándum Kissinger – McNamara de 1968 en que el presidente Nixon convirtió en prioridad absoluta el control de la población del mundo, y decidió que en la época de la descolonización no se podía hacer por métodos coercitivos, pidió y exigió que se hiciese vendiendo una forma de pensar que hiciera que fuesen las mujeres las que rechacen los hijos y el matrimonio, 1968, un año antes de los disturbios de Stonewall.
El 18 de Julio de 1969, Richard Nixon dirigió al Congreso su “Mensaje especial para el Congreso sobre Problemas de Crecimiento de la Población“. Después de una larga exposición de los “peligros” de dicho crecimiento, Nixon propone: “Es por todos estos motivos que hoy propongo la creación, por parte del Congreso, de una COMISION SOBRE EL CRECIMIENTO DE LA POBLACION Y EL FUTURO DE AMERICA. El Congreso debería de otorgar a dicha Comisión la responsabilidad de investigar y hacer recomendaciones sobre tres áreas específicas:
· Primero, el curso probable del crecimiento de la población, las migraciones internas y los desarrollos demográficos desde ahora hasta el año 2000.
· Segundo, los recursos en el sector público de la economía que se requieran para abordar el crecimiento de población anticipado.
· Tercero, modos en que el crecimiento de población puede afectar a las actividades del Gobierno Federal y de los gobiernos locales”.
Al proponer esta Comisión en Julio de 1969, el Presidente Nixon refiriéndose al futuro, dijo: “Uno de los retos más serios del destino humano en el último tercio de este siglo será el crecimiento de la población. Que la respuesta del hombre a este desafío sea digna de orgullo o de desesperanza en el año 2000, dependerá mucho de lo que hagamos hoy en día. Dicha Comisión, estuvo encabezada y presidida por John D. Rockefeller III, y contó con miembros que fueron desde el Director ejecutivo de Food for All Inc., el Presidente del Instituto para el Estudio de la Salud y la Sociedad, el Vice-presidente ejecutivo de la Fundación Ford, profesores universitarios, estudiantes, amas de casa voluntarias, o algún senador. John Rockefeller presentó así el informe final: “Después de dos años de concentrado esfuerzo, hemos concluido que, a largo plazo, no se obtendrán substanciales beneficios del continuo crecimiento de la población de la Nación, por el contrario, la gradual estabilización de nuestra población a través de métodos voluntarios, contribuiría significativamente a la capacidad de la Nación de resolver sus problemas”. – John D. Rockefeller 3rd. March 27, 1972.
Esto, evidentemente significa ASESINAR a la mayor parte de la población, e ir reduciendo la natalidad. Aquí se explica la frondosa financiación de Rockefeller a los estudios amañados de los que hablamos más arriba. Aquí se puede ver el informe Rockefeller completo: <a href=»https://l.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.population-security.org%2Frockefeller%2F001_population_growth_and_the_american_future.htm%3Ffbclid%3DIwAR3slf3gUSWMUqaofZjH4LU66HhbWe8g8KR0oi71Woyj58bzrt_gVs5D2qk&h=AT2K-dgVvCFB_61hgM